Calendario con representación de los días del mes con palillos, dedicado al agua tan necesitada de concienciación y cuyo día se celebra el 22 de marzo. El siguiente material está pensado para Educación Infantil y Primero de Primaria con el que trabajar el calendario. La idea es que el alumnado …

La entrada Calendario MARZO 2018 con palillos aparece primero en Actiludis.

El consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, ha avanzado esta semana las principales líneas de actuación de las políticas de la Junta en materia deportiva de cara al futuro y anunció la próxima elaboración de un marco estratégico para el periodo 2020-2025 que servirá como hoja de ruta para consolidar el derecho al deporte en Andalucía y que se consensuará con los agentes y

El día de ayer, sábado 24 de febrero, tras la solemne eucaristía en la parroquia de San Mateo oficiada por don Francisco Hidalgo Rivas, tuvo lugar el Pregón a Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Juan Arroyo de la Rosa fue el pregonero de la Hermandad Nazarena este 2018, siendo presentado por Juan Arjona Aguilar; durante su discurso hizo referencias personales a sus recuerdos y sentimientos cofrades fuera y especialmente a los relacionados con Monturque, haciendo mención de momentos con amigos y conocidos que le han acompañado en estos días de tradición y haciendo alusión a los titulares de las cofradías de nuestra localidad.

El pregón de este año estuvo animado por varias composiciones conocidas de la Agrupación Musical “Santísimo Cristo de la Vera Cruz”, al piano Alfonso Fernández tocó algunas piezas de música y se cerró el pregón con una saeta a cargo de Carmen Cuenca.

Tras finalizar el evento el centenar de hermanos y fieles congregados en la parroquia se acercaron a la imagen de Jesús Nazareno para el solemne besapie, recibiendo todos los presentes una estampa del mismo.

El Marcasur Andel TM ha cosechado este fin de semana la primera derrota de la temporada en su cancha, que no es otra que el gimnasio del CEIP Gran Capitán. Y lo hizo frente a un extraordinario Club Córdoba 81, que castigó a los de José Trapero con un contundente 0-6 en el marcador. El equipo de Montilla estuvo formado por Juan Pérez, Jesús Luque y Francisco Alcaide, que no pudieron sumar

La Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba, en colaboración con la Asociación Consortium Local Global, llevará a cabo a lo largo de este año el proyecto Ágora Juvenil por la Igualdad, un proyecto participativo para promover la igualdad de género con chicos y chicas de la provincia, que se va a poner en marcha en seis IES de la provincia de Córdoba. La responsable del Área en la

Siabala, Luis has added a photo to the pool:

Lima - Perú, 2018. Museo de Arte de Lima

Daniel Hernández. Autorretrato

Elegancia académica expresionista, eso creo. Nuestro primer director de la Escuela de Bellas Artes de Lima dejó para la posteridad este retrato de gran factura.

El mundo de música juvenil cambió radicalmente cuando en el año 1967 apareció en el mercado el que para muchos es el mejor disco de la historia del rock: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de los Beatles. Pero no solo lo es por su contenido, sino que también su espléndida cubierta diseñada conjuntamente por la estadounidense Jann Haworth y el británico Peter Blake, genial cuadro que marcó un

Jose Luis Ogea has added a photo to the pool:

Amanecer desde la Sierra de Córdoba

El Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco), adscrito a la Diputación de Córdoba, está impulsando la formación de los dinamizadores de la Red de Centros de Iniciativa Empresarial de la provincia (CIE), encargados de poner en marcha el plan director de estos equipamientos cuyo fin último es contribuir a dotarles de actividad. Este programa formativo, que ha constado de varias

.

El hombre mayor alcanzó trabajosamente con ayuda de un taburete la garrafa de agua de cinco litros que coronaba la pirámide levantada en una encrucijada del súper. Con ella en la mano se plantó después ante el estante donde se alineaban las cajas de pienso de pensión para jubilados. Solía escoger habitualmente el de pollo y frutos secos, pero en esta ocasión su ración junto con el agua serían para su compañero de cuarto que prefería el de cerdo con verduras, así que fue ese el que eligió. Ajustó en el fondo de la cesta junto a la garrafa la caja de tres kilos que le correspondía. Su pensión de jubilado de una semana. Por el camino le asaltó la cabeza como tantas otras veces la pegadiza cancioncilla publicitaria con la que años atrás comenzó en los medios la agresiva campaña para convencer a la gente de que el pienso, un pienso especial enriquecido para el consumo humano, era perfectamente capaz de mantener sanas a las personas y de que una vez acostumbradas a él dejarían de preferir los alimentos naturales. Si el pienso específico para perros y gatos había permitido durante décadas a las mascotas mantenerse en plena forma, con la dentadura sana y el pelo brillante, el de los humanos no tenía por qué no cumplir con lo mismo con ellos. Fue una campaña inútil. La propia necesidad fue la mejor campaña, a la que siguió la publicidad normalizada en la que sólo se ofertaban distintas marcas, distintos sabores. Por supuesto no la marca blanca que proporcionaba el gobierno como pensión a los jubilados, mucho menos variada, mucho menos sabrosa que las comerciales. Aunque él nunca jamás se acostumbró a ninguna de ellas. Por eso se había arreglado especialmente aquella mañana, afeitado y puesto su chaqueta buena para no tener problemas de aspecto al pasar ante los vigilantes de la zona A del súper donde, además de mayor variedad de piensos, algunos privilegiados podían conseguir a precios desorbitados alguna pieza de tomate, pimiento, naranja, pan o incluso algún muslo de pollo en vísperas de fiestas. Y eso que en ese súper de la periferia no era demasiada la gente que podía acceder a esos lujos. Allí eligió un tomate, un pimiento, una pequeña lechuga, un pepino, bastante pochos pero comestibles, una bolsita de medio decilitro de aceite, un sobrecito de sal y otro de café soluble edulcorado. Una vez en el cajero entregó su tarjeta de jubilado para que le descontaran el pienso y el agua de la semana y pagó lo demás con el puñado de sudeuros que había conseguido reunir en varias semanas de sise, céntimo a céntimo, en los recados que hacía para algunas vecinas del barrio y la asignación que uno de sus hijos conseguía pasarle para productos de higiene personal. Lo metió todo en su vieja talega y se dirigió andando hasta la residencia. El jubiltram semanal lo había gastado con los recados. Pero no le importó caminar a pesar de la distancia y del peso del agua y del pienso. Disfrutó del aire en la cara y del sol de abril, aunque le irritaban las pancartas, pero sobre todo el soniquete continuo de los altavoces callejeros, anunciando la próxima celebración universal del bimilenario de la Crucifixión del Salvador.

Sentado en un banco del parque se recreó morosamente durante un rato en el recuerdo del sabor de la ensalada coronada con café que había almorzado en la soledad de su habitación. Cuando volviera su compañero no encontraría restos, pero sí una nota sobre su cama y una ración semanal extra de pienso y agua. Luego se concentró en su misión. Al contrario de lo que esperaba no sentía angustia ni le pasó toda su vida automáticamente por la cabeza, así que la forzó a hacerlo. Unos niños jugaban frente a él a las canicas con las manos y las rodillas enharinadas de polvo. En un extraño, triste silencio roto sólo por los choques cristalinos de las bolas. Fijó la mirada en el hoyo del juego y trató de verse a sí mismo cuarenta años atrás, en el tiempo en que trabajaba duro para amasar el pequeño espacio de estabilidad que le habían vendido como prudente, respetable y asegurado, en la feliz compañía de su esposa y sus hijos y el disfrute de los amigos y de algunos placeres sencillos. Las vacaciones en la playa en aquel apartamento que tanto les costó comprar. Ese apartamento que voló como su propio pisito cuando las cosas se pusieron duras y hubo que cederlos a precios irrisorios a los buitres que surgieron hasta de debajo de las piedras para poder pagar los costosos tratamientos de la enfermedad de ella, el seguro médico escalonado que sustituyó a la Seguridad Social. Eso fue justo después de que los ahorros de toda una vida de duro trabajo se diluyeran como azúcar en el agua en un abrir y cerrar de ojos el día en que al país lo terminaron de hundir para poder exportar barata su riqueza. Justo después de que les comunicaran que con la nueva moneda que les impusieron su dinero había sido exprimido como una naranja, su jugo se había trasladado por extraños conductos a otros lugares y a ellos sólo les quedó la cáscara, una décima parte del valor inicial, mientras los precios continuaban impasibles su escalada. Todo acabó en las manos de gentes que no se sabía de dónde habían salido y que carecían de rostro. Y con los ahorros de los mayores se fueron las esperanzas de los jóvenes, sólo que por otros conductos: los que conducían directamente a las cloacas de la historia. Las de los que no se marcharon, claro, que las de los otros ya no formaron parte nunca más de este país. Y recordó con rabia teñida de estupor la pasividad con que la población fue digiriendo el expolio, sustituida la represión de la inicial protesta por la propaganda masiva de la fe en la idea de que tarde o temprano se remontaría la crisis, la mala racha, una mala racha cuya responsabilidad acabarían haciendo recaer mediante técnicas sofisticadas de propaganda en ella misma. Esa orgullosa juventud de hacía veinticinco años de la que se decía que sería la mejor preparada de la historia mundial y que habían vivido en una niñez acunada en la placidez algodonosa de aquel añorado estado de bienestar, con las ilusiones desarboladas, aceptando con resignación primero, con miedo cerval después, su conversión en carne de exilio o de explotación, esclavizados como sirvientes o como vigilantes en los paradisiacos guetos electrificados para turistas ricos de la costa o de los nacionales dueños del país en las afueras de las empobrecidas ciudades. Los mayores que permitieron el adelgazamiento progresivo hasta casi su desaparición de los servicios públicos, la privatización absoluta de cualquier bien colectivo susceptible de producir algún beneficio, sanidad, educación, transportes… La pérdida de todos los derechos y beneficios sociales, sustituidos por deber exclusivo y caridad cristiana, que llamaron adopción del milagro chino. La distracción hacia arriba de hasta el más escondido de los céntimos, antes de que se demostrara que los recursos no daban ya para todos y ya se había decidido quién los disfrutaría en exclusiva y quien habría de sufrir las consecuencias de la escasez. Afortunadamente tuvieron consideración con los ancianos y consintieron en convertir las pensiones correspondientes a toda una vida de cotización en pago en especie: guarida, pienso y agua, como los animales domésticos, domesticados. Y agradecidos porque podían haber eliminado hasta eso… La vuelta con fuerza inusitada de la fe religiosa como catalizadora de la incomodidad que supuso la reducción de la sociedad a tres clases: los dueños de los nuevos resortes económicos, los esclavos útiles e inútiles y los guardianes del orden. La conversión de Internet del espacio más libre de la historia de la humanidad en un universal panóptico, donde todos fueron vigilados y que después convirtieron en parques temáticos de entretenimiento hasta su paulatina desaparición como pastizal de información libre. El apagón informativo total y absoluto excepto el del fútbol manifestaciones religiosas masivas y demás formas adocenadoras de entretenimiento popular. La compra de la fidelidad de unos cuerpos policiales convertidos en fieros represores del más mínimo atisbo de disidencia a cambio de un pequeño bienestar ligeramente superior a la media. Y se vio, estupefacto, a sí mismo a punto de arrojar la toalla tras la muerte de su esposa y sumarse a la ola de suicidios que venían rescatando del mar de la desesperanza a los más enteros y lúcidos de los náufragos. Suicidios completamente estériles porque ni siquiera computaban en estadística alguna, porque no había quien la hiciera ni dónde colgarla. Suerte que alguien le puso en la mano el hilo que lo llevó a la Organización. No sabía cómo, pero ellos lo encontraron. Miró el reloj. Faltaban sólo tres minutos para la cita. Se levantó, sacó una píldora del bolsillo, se la tragó empujándola con saliva y se dirigió lentamente a la comisaría, dos manzanas más allá.

El comisario y dos inspectores esperaban en el despacho. Tenían delante un dossier en el que figuraban minuciosamente relatados todos y cada uno de los atentados terroristas suicidas de ancianos que habían ocurrido en el país desde que hacía un año uno de ellos se había hecho explotar junto a varias autoridades (un gobernador, un alcalde y el director de un periódico) en la inauguración de un estadio de fútbol. Una organización que se llamaba a sí misma Venganza Suicida (VS) había logrado convencer a muchos ancianos desesperados que pensaban suicidarse de que rentabilizaran su muerte llevándose para adelante a algún malnacido, algún responsable en mayor o menor grado, por acción directa u omisión discreta de su situación, de la situación general del mundo en los últimos años. Eso era lo que los escasos, pero muy bien distribuidos comunicados sucintamente predicaban. Si conseguían entrar en contacto con la Organización, cosa bastante difícil dado el extremo nivel de clandestinidad en que se movía, podrían contar con apoyo logístico e instrucción pertinente. Si no, animaban a la acción espontánea. Diecisiete atentados en total reivindicados como diseñados por la Organización y más de treinta de espontáneos sin relación directa con ella podían a esas alturas contabilizarse. Todos cometidos por ancianos y ancianas. Los primeros habían sorprendido a los expertos por el alto grado de sofisticación y la alta capacidad de penetración en los círculos de los blindadísimos entornos de políticos y profesionales de la represión. Más tarde, cuando los atentados habían ya ido sucediéndose frecuentemente, cualquier anciano o anciana se convirtió en un sospechoso al que no se le permitía el acercamiento a las autoridades o al que se cacheaba minuciosamente antes de permitirle entrar en cualquier sitio susceptible de sufrir un atentado. Explosivos cada vez más indetectables, líquidos o sólidos, pequeñas bombas de gas letal de acción fulminante, armas de fuego robadas, disfraces… El caso más sonado había sido el del Ministro de Interior convertido en un amasijo informe de carne picada en plena cena de navidad familiar por la explosión de nitroglicerina concentrada introducida en el cinturón de su suegro, quien a pesar de pertenecer al mundo de las elites se había solidarizado con sus colegas de edad y había sido instruido por la organización para realizar esa acción que fue bautizada como Operación Abrazo Cariñoso. El pánico se había instalado en la exclusiva clase dirigente que había reforzado paranoicamente la separación de sus cuerpos y de sus espacios propios de las miserables clases populares que seguían con el mismo estupor que aquellos el curso de los acontecimientos. Y sobre todo a los responsables de la seguridad se los llevaban los demonios por el hecho de carecer de la más mínima pista para desarticular la Organización y de sentirse incapaces de neutralizar ninguno de los atentados espontáneos alentados por aquella. A pesar de las suculentas recompensas que ofertaban a quien proporcionase pistas que condujeran fiablemente a su desarticulación. Por eso cuando el comisario recibió una llamada de un anciano que decía haber sido captado por la Organización y ofrecerse como colaborador de la policía a cambio de dinero se dispararon todas las antenas. Su suprema esperanza era neutralizar el aumento de atentados que se esperaba con motivo de la magna celebración que tendría lugar en todo el país en apenas unas semanas. Las multitudinarias misas y concentraciones con motivo del Cristo Salvación del Mundo, el bimilenario de la Crucifixión. Lo estaban esperando.

Una veintena de metros antes de alcanzar la puerta del muro exterior que rodeaba la comisaría un altavoz conminó al anciano a detenerse y dirigirse despacio y con los brazos en alto hacia la parte trasera del edificio. Una vez allí un par de policías blindados con trajes de acero le sujetaron los brazos y lo introdujeron en un cobertizo donde fue desnudado y minuciosamente examinadas sus ropas y hasta los más secretos lugares de su cuerpo. Seguidamente fue ataviado con un mono y conducido hasta el despacho donde lo aguardaban el comisario y los dos inspectores. Uno de los policías afirmó:

– Está limpio.

– Está bien, pueden retirarse. Y usted, siéntese.

El anciano comenzó en ese momento a sentir mucho más fuertes los ardores que le producía la disolución de la píldora que había tragado unos minutos antes. Se sentó y pidió un vaso de agua. Uno de los policías se acercó al depósito del rincón y se lo sirvió. En ese momento el anciano hizo un movimiento extraño con la boca: mordió una burbuja plástica que hizo emerger de debajo de la lengua y dio un pequeño trago de agua. El reactivo que contenía la burbuja no tardó en llegar al estómago y activar el explosivo. La tremenda exlplosión destrozó por completo el edificio. Ni tiempo le dio a articular el grito de guerra , ¡¡¡Venganza Suicida!!!, que debía lanzar.

Por sobre el humo y el siniestro crepitar de las llamas seguían los cánticos en los altavoces colocados en los postes de la calle anunciando la celebración del bimilenario cristiano para la Semana Santa del 2033.

Los nueve consorcios de transportes metropolitanos impulsados por la Consejería de Fomento y Vivienda alcanzaron en 2017 cifras récord de demanda, con 63,8 millones de viajeros a través de la red de medios de transportes que los integran, lo que supone un crecimiento 5,86 por ciento en relación a 2016. Los consorcios operan en las ocho capitales de provincias y sus áreas metropolitanas más el

El Ayuntamiento de Monturque ha convocado el XII Concurso de Fotografía Digital de Semana Santa. En el mismo podrán participar todos aquellos interesados mayores de 16 años que lo deseen, tanto profesionales como aficionados.

Los participantes pueden presentar un máximo de 20 fotografías en formato JPG o TIFF, en un CD, antes del día 27 de abril de 2018 en el Área de Cultura del Ayuntamiento de Monturque, en mano o por correo, no admitiéndose fotografías realizadas en años anteriores ni aquellas que presenten algún tipo de retoque.

Se han establecido tres premios de 100, 70 y 50 euros y placa, respectivamente, no siendo acumulables, además de un Premio Especial “Cartel de Semana Santa”, con otros 100 euros y placa. Accederán a este premio especial las fotografías cuya temática sea las imágenes de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Resucitado y María Santísima de la Alegría, el Domingo de Resurrección, que será la fotografía del Cartel de Semana Santa del año próximo.

armilatense has added a photo to the pool:

Sunset. Caída de la tarde

El Hospital Comarcal de Montilla ha llevado a cabo esta semana el primer Taller de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) dirigido a pacientes y familiares incluidos en el programa de Rehabilitación Cardíaca que posee el centro. La actividad ha sido organizada por el Área de Rehabilitación Cardíaca, en colaboración con la Unidad de Críticos del hospital ubicado en el paraje de La Retamosa. "Entre

calerito has added a photo to the pool:

Stranger Things

"green reflections reverse"

Boutade. Ese es el título del cortometraje que se rodará este fin de semana en Montilla bajo la dirección de Dany Ruz –uno de los fundadores de Cuentismo– y con guión del director y dramaturgo montillano Juan Carlos Rubio, quien ha concebido una peculiar historia que aborda los diferentes tipos de relaciones humanas con el vino como hilo conductor. El proyecto, que cuenta con el patrocinio de

Ramagacor has added a photo to the pool:

Panorama-PlazaAyuntamiento-Ubeda

Ubeda-Jaen

José Carlos Cabello has added a photo to the pool:

20180218 - SC - Cañón del río San Juan en Sabariego - JosCar-180218-001 (109)

Sabariego



Anoche asistí a la presentación del libro que titula esta entrada, obra y tesis doctoral, del joven cordobés Yago Mellado López. Fue en La República de las Letras, dónde coincidí con varios amigos y donde hice, casualmente, otros no menos gratos.

El libro me interesaba porque no sabía apenas nada específico sobre la relación entre el movimiento libertario y los judíos. Y me interesó más durante la amena charla de su autor, nada dogmático, que centró su análisis (como el libro) en los 40 años que van desde 1880 a 1920. Un periodo bastante convulso en Europa pero del que desconocemos mucho, aparte del auge del antisemitismo (caso Dreyfus en Francia), la Revolución rusa de 1905, la Gran Guerra y las Revoluciones rusas de 1917.

En la conferencia se arrojó mucha luz sobre el tema: el problema de los estados-nación adoptado por el liberalismo imperante, el de los pueblos sin estado, el de nacionalismo vs. internacionalismo (suscitado dentro del socialismo emergente, tanto marxista como libertario), el éxodo judío desde la Europa oriental a la occidental y la configuración de una importante organización anarquista Yiddish en Inglaterra, cuyas ideas de colectivización (Kibutz) fueron ulteriormente instrumentalizadas (y desvirtuadas) por el sionismo que logró crear el estado de Israel en claro perjuicio de los habitantes naturales en que se asentó: los palestinos.

Pero no voy a hacer un spoiler o destripar el libro que, naturalmente, adquirí tras la charla, dado su interés y rigor. Un libro editado por la FAL (Fundación Anselmo Lorenzo) en 2017 que consta de casi 300 páginas, abundante bibliografía y un CD con información complementaria.

Finalizado el acto me dirigí a uno de los asistentes, que además participó en el coloquio, y cuya cara me “sonaba”; le pregunté su nombre y resultó ser Alejandro Ruiz-Huerta, uno de los pocos supervivientes de la Matanza de Atocha de 1977, y el único vivo en la actualidad. Tuvo la deferencia (para mí un honor) de invitarme a una consumisión que degustamos en la terraza de la librería-enoteca mientras manteníamos una distendida (y para mí) agradable charla.

Cuando el polifacético y humilde autor del libro salía le pedí que me firmara el libro. Y nos habló de que reside en Granada y se dedica sobre todo a la música dentro de un grupo llamado Faluka en el que interpretan música mediterránea antigua: desde la sefardí a las nubas musulmanas. Polifacetismo que se extiende a la traducción y la poesía.

Una gran velada. Un gran libro.

Presentación del libro



Delicada, exquisita, con un acento encantador y una figura armoniosa. Yo no me explico cómo los hombres no ven lo mismo que mis ojos y mi alma ven. Desde pequeña he tenido claro que me gustan los hombres y, con el tiempo, me han empezado a atraer los hombres muy masculinos, sin amaneramientos, sin dudas. Hombres capaces de afrontar los envites de la vida con una mirada decidida. No

calerito has added a photo to the pool:

green reflections

La Hermandad del Rescatado celebrará del 25 de Febrero al 1 de Marzo, en la Parroquia de Nuestra Señora de Gracia y San Eulogio (Plaza del Cristo de Gracia), un Quinario en honor a sus Titulares, Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado y María Santísima de la Amargura, a las 12:30h (Día 25) y a las 20h (Días 26, 27, 28 y 1). El 2 de Marzo (Viernes), Besapiés al Señor.

Por otra parte, el 24 de Febrero (Sábado), a las 21h, se realizará su X Pregón de Juventud de Cuaresma, que este año correrá a cargo de Eduardo Capdevila González, y Presentación del Cartel 2018. El 25 de Febrero (Domingo), a las 13:30h, Concierto de “Coronación de Espinas”.

El Patronato Provincial de Turismo pone en marcha, por segundo año consecutivo la línea de subvenciones destinadas a los ayuntamientos de la provincia que tengan entre sus competencias la información y la producción en materia turística. La principal novedad de esta convocatoria es que se aumenta el presupuesto de forma considerable –de 140.000 a 250.000 euros–, y que en ella pueden participar

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la segunda convocatoria de ayudas dirigidas a las agroindustrias de la comunidad autónoma, que sumará otros 68,6 millones de euros a los 108,1 ya puestos a disposición del sector en 2017 para respaldar inversiones en transformación, comercialización y desarrollo de productos.

La Banda de CC. y TT. “Coronación de Espinas” (Córdoba) ofrecerá el 24 de Febrero (Sábado), en la Parroquia de San Antonio de Padua (Avda. de la Agrupación Córdoba), un Concierto en honor a Nuestro Padre Jesús Humilde en la Coronación de Espinas, a las 20:45h. Interpretará:

  • “Himno Eucarístico”
  • “Coronación en el Colodro”
  • “La Merced”
  • “Hasta el Final Contigo”
  • “Te Coronaron de Espinas”
  • “Coronación”
  • “Bendita Palabra… ¡Coronación!”
  • “Humillado” (ESTRENO)